Nombres de orígen Hebreo




No solo los nombres de origen hebreo siguen estrechamente asociados con la tradición de Judea, sino que también forman parte de las convenciones de nombres entre todas las personas en todo el mundo occidental, así como el Islam. El hebreo es uno de los idiomas más antiguos conocidos por el hombre que atestigua el siglo X aC, parte del grupo cananeo y la familia de idiomas semíticos. El Antiguo Testamento, cercano y querido tanto por judíos como por cristianos, fue escrito en hebreo clásico. El hebreo antiguo se extinguió casi a fines de la era clásica, excepto como un lenguaje literario y religioso del pueblo judío que finalmente evolucionó a varios dialectos medievales y finalmente revivió como un idioma hablado a fines del siglo XIX Cuando hablamos de nombres bíblicos del Antiguo Testamento,
 
Los nombres más comunes que obtenemos del hebreo provienen de la Biblia hebrea (Torá) o de los primeros cinco libros del Antiguo Testamento, así como los escritos de los profetas, reyes, jueces, etc. Estos nombres probados y duraderos incluyen Adán, Eva, Noé, Abraham, Sara, Isaac, Rebeca, Jacob, Raquel, Lea y muchos más. Se dieron nombres y significaban algo específico y no casual. Adán, por ejemplo, significa 'hombre, tierra' y Eva significa 'vivo, animal'. Abraham significa "padre de una multitud de naciones", Sarah significa "princesa", Rachel significa "cautivadora" y Leah significa "lánguida". Otros nombres proporcionan las circunstancias alrededor del nacimiento. Por ejemplo, Isaac significa 'risa' porque la gente se reía cuando su madre Sarah lo aburre en su vejez. Jacob significa "en el talón" porque siguió a su hermano gemelo Esaú fuera del vientre de Rebecca. Hannah significa 'Dios me ha favorecido (con un niño)' porque tuvo que orar poderosamente para concebir a Samuel. El nombre de Rubén significa '¡He aquí! Un hijo '(como el primer hijo de Jacob) y José significa' Dios agregará (otro hijo) 'ya que fue el undécimo hijo de Jacob. Benjamin fue el último de los doce hijos de Jacob y su nombre significa 'hijo de mi vejez'. Dios cambió el nombre de Jacob a Israel en la Biblia, que significa 'luchó con Dios'. Es realmente fascinante cómo los nombres están tan conectados con estas historias antiguas. Dios cambió el nombre de Jacob a Israel en la Biblia, que significa 'luchó con Dios'. Es realmente fascinante cómo los nombres están tan conectados con estas historias antiguas. Dios cambió el nombre de Jacob a Israel en la Biblia, que significa 'luchó con Dios'. Es realmente fascinante cómo los nombres están tan conectados con estas historias antiguas.
 
Los nombres hebreos se encontraban entre los más divertidos de investigar debido a la importancia del nombre en la Biblia hebrea y el Antiguo Testamento. En la mayoría de los casos, la etimología del nombre está estrechamente relacionada con la historia bíblica en la que apareció ese personaje. Se dice que Moisés, por ejemplo, significa 'nacido de Dios' pero también 'salvado del agua' (que es donde obtenemos las canastas de Moisés). Aarón, el hermano de Moisés, tiene un nombre que significa 'montaña de fuerza'. Caín significa 'adquirido' y Abel significa 'aliento, vapor', lo cual es interesante ya que Caín le quitó la vida a Abel. Caleb significa "perro" aparentemente en referencia a su eterna devoción a Dios. Los significados de otros nombres nos recuerdan al ser todopoderoso Dios, como por ejemplo: Dios es mi juez (Daniel); Yahvé es Dios (Elías / Elías); Dios está con nosotros (Emmanuel); Dios es mi juramento (Elizabeth); Dios fortalece (Ezequiel); Dios es salvación (Isaías); Dios ha escuchado (Ismael); Yahweh ha establecido (Jeremías); Dios es misericordioso (John / Jonathan); Dios cura (Josías); Dios es salvación (Josué); Don de Dios (Mateo); Dios ha dado (Nathan / Nathaniel); consolado por Yahweh (Nehemías); Dios escucha (Samuel); y Yahweh recuerda (Zachariah / Zachary). Ah, y no olvidemos a Joel, que se traduce como "Dios, Dios" (Dios al cuadrado). Eso es mucho de Dios y Yahweh para celebrar.
 
Los arcángeles bíblicos también tienen raíces hebreas. Michael significa "¿quién es como Dios?" y Gabriel significa "hombre de Dios". Rafael significa "Dios ha sanado" y Uriel significa "Dios es mi luz". Los grandes reyes también tienen etimologías interesantes. Saúl significa "pedido / rezado"; David significa 'amado' y Salomón significa 'paz'. Luego están los lugares bíblicos con orígenes hebreos que se usan como primeros nombres, como el Edén (lugar de placer); Jordan (fluyendo hacia abajo); Judá (alabado); y Sión (utopía, la tierra prometida).
 
En 2009, los 10 nombres masculinos más populares en Israel entre los niños judíos fueron Noam, Itai, Ori, Daniel, David, Yonatan, Yosef, Ido, Moshe y Ariel. Para las niñas eran Noa, Shira, Maya, Tamar, Yael, Talia, Sarah, Hila, Noya y Michal.